¿Estás pensando en la venta de edificios que tienes en posesión?

Los bienes inmuebles son siempre un buen producto que reporta beneficios a sus dueños. El mercado inmobiliario siempre está activo y ofrece oportunidades a compradores y vendedores. Si te encuentras entre estos últimos y estás pensando en la venta de edificios en posesión hay una serie de aspectos que conviene tener en cuenta. 

Repasa tus motivos para vender

La situación actual en la que estamos inmersos ha cambiado nuestra forma de vivir y ha dibujado un nuevo panorama social y económico. Dadas estas circunstancias puede que estés pensando en la venta de tus edificios en posesión como una solución a problemas de liquidez o puede que enfoques la venta como una oportunidad de obtener beneficios. 

Ante cualquiera de las situaciones, medita con calma y define bien tus motivos. Precipitarse puede ser un fallo que te cueste caro. Por eso, hay que encontrar argumentos que avalen que es bueno poner a la venta una propiedad y después buscar el momento más propicio.

Reúne la documentación

Si continúas pensando en la venta de tus edificios en posesión, el siguiente paso es reunir toda la documentación de la propiedad. Puede parecer algo superfluo, pero es esencial para agilizar la venta y conseguir que la operación llegue a buen puerto. 

Si estamos moviendo la venta de un edificio y en el proceso nos falta la escritura de propiedad, cédulas de habitabilidad o recibos que demuestren que se está al corriente de pagos con ayuntamientos y administración, podemos ralentizar la operación o incluso provocar que el comprador se eche atrás. 

pensando venta edificios en posesión

Define al posible comprador

Otra de las cuestiones que hay que tener en cuenta si se está pensando en la venta de edificios en posesión es definir al posible comprador. Si hacemos una radiografía del mercado de compradores podremos acotar al grupo de personas o inversores que pueden estar interesados en nuestra propiedad. 

De este modo podremos focalizarnos en resaltar aquellos puntos de nuestro inmueble que le puedan parecer más atractivos, captar su atención y acelerar el proceso de venta.

Inversión para una mejor venta

Cuando se está pensando en la venta de edificios en posesión es interesante recapacitar sobre la posibilidad de realizar una inversión en la finca. Es decir, recapacitar sobre el hecho de gastar cierta cantidad de dinero para realizar mejoras en el edificio. 

Al reformar o rehabilitar el inmueble le estamos dotando de mayor valor y de más atractivo. Aspectos que revalorizan el edificio y que se traducirán en una mayor rentabilidad de venta. 

Gastos de venta

Por último, al plantearse la venta de un edificio también hay que ser conscientes de los gastos que genera la operación. Son desembolsos a los que hay que hacer frente para que la operación cumpla con la legalidad y que hay que descontar en el cálculo de los beneficios obtenidos en la venta.