¿Cómo saber el valor catastral de un inmueble?

Conocer el valor catastral es uno de los datos necesarios para poder hacer cualquier operación con nuestra propiedad. A menudo podemos tener una idea aproximada pero para conocer el valor administrativo que tiene el inmueble del que somos dueños hay que consultar los datos que constan en la Dirección General del Catastro

¿Qué es el valor catastral?

Este término hace referencia al valor administrativo que se otorga a una propiedad de manera objetiva. Dicho valor se calcula teniendo en cuenta una serie de criterios que están establecidos en cada municipio. 

Aunque cada localidad tiene sus peculiaridades algunas de las consideraciones más comunes son, por ejemplo:

  • La ubicación del inmueble. Es decir, donde está situado y cuál es su entorno, barrio y circunstancias urbanísticas que afectan a la zona.
  • El coste la edificación. Aquí se valoran los gastos que ha generado la construcción del inmueble, teniendo en cuenta los materiales, el coste del personal, los tributos a los que hay que hacer frente y otras consideraciones como pueden ser la antigüedad o el carácter histórico artístico del edificio. 
  • Gastos de producción. Se tienen en cuenta los gastos y beneficios que se han generado y obtenido de la actividad empresarial de promoción del inmueble.
  • Valor del suelo. Teniendo en cuenta la situación del inmueble se estudia cuál es el valor del suelo donde está edificado. 

Dónde conocer el valor catastral de un inmueble

Si desconocemos el valor catastral de nuestra propiedad hay distintas formas de acceder a esta información. 

Lo más efectivo es acudir a la Dirección General del Catastro y solicitar allí la documentación. Pero también se puede realizar una consulta catastral a través de la sede electrónica del catastro. 

También se puede solicitar el certificado a las Gerencias. Otra opción es consultar el último recibo del IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles) que emite el Ayuntamiento de cada localidad. 

Por último podemos averiguar el valor catastral de un inmueble mirando en las escritas públicas donde debe venir registrado. 

Con cualquiera de estas fórmulas podemos conocer el valor catastral de nuestra propiedad y tenerlo en cuenta o como punto de partida para posible venta de inmueble.