El edificio de Correos de Madrid entre los más preciosos

Al observar el skyline de Madrid uno de los perfiles que destaca es el Edificio de Correos de Madrid. Un inmueble situado en la emblemática Plaza de Cibeles que actualmente es la sede del ayuntamiento de la capital. 

Un palacio de principios del siglo XX

El edificio de correos de Madrid también es conocido como el Palacio de Comunicaciones o el Palacio de Cibeles. Antes de su edificación no había nada en esos terrenos, el suelo era parte de los Jardines del Buen Retiro y fue en 1904 cuando se lanzó un concurso para diseñar un edificio que albergase la sede de la Sociedad de Correos y Telégrafos de España

Finalmente el concurso lo ganaron Antonio Palacios y Joaquín Otamendi que en 1919 terminaron este edificio. 

Su estilo es complejo de definir. Según los expertos es un ejemplo de arquitectura modernista que reúne características del neoplateresco, neoclásico y Art Decó. 

En cualquier caso su aspecto tiene la apariencia de un palacio moderno en el que destaca su fachada decorada con pilastras y evocaciones al plateresco salmantino. Destacan en el conjunto las torres coronadas con pináculos que, debido a su función original, tenían el cometido de soportar los cables de telégrafo. 

Edificio de Correos de Madrid

Ayuntamiento y espacio público

Después de varias remodelaciones y obras de mantenimiento llevadas a cabo en los años 30, 60, 80 y 90, en 1993 el edificio de Correos de Madrid fue declarado Bien de Interés Cultural y Monumento. 

En 2007 el edificio se convierte en la sede del Ayuntamiento de Madrid y en 2011 se terminaron las obras que permitieron abrir varias de sus salas al público. 

Desde entonces el edificio de Correos de Madrid alberga distintas opciones de ocio y cultura. Entre los espacios acondicionados se encuentra el antiguo patio de operaciones de correos y telégrafos, la antigua capilla de palacio, la galería de cristal convertida en espacio multifuncional, el torreón central que ahora es un mirador y el espacio cultural Centro Centro con 8.000 m2. Además, el edificio de Correos de Madrid cuenta con un restaurante y cafetería.